Skip to content

Inteligencia artificial, otro gran logro de la humanidad

inteligencia artificial

El cuerpo humano y el cerebro concretamente, han sido fuente de inspiración para el avance en la ciencia y la tecnología.

Enumerar las capacidades del hombre y las acciones que es capaz de desarrollar, parece una tarea interminable, pero lo cierto es que todas y cada una de ellas han ido mejorando con el transcurso del tiempo para hacer más fácil su vida en la tierra. Su inteligencia ha permitido modelar y/o mejorar comportamientos, que le han permitido materializar cambios importantes para su especie y, en general, para los diferentes seres vivos que hacen vida en la tierra.

Pero cómo entender esto, desde el punto de vista del cerebro humano, como órgano capaz de idear y poner en marcha esas acciones y cambios, que constantemente están ejecutando los seres humanos. Para ofrecer una respuesta, debemos necesariamente referirnos a las neuronas, las cuales como todos sabemos, son una células que forman parte del sistema nervioso, codifican los estímulos que las personas reciben del entorno en el cual se encuentran, los procesa y luego pueden enviar un mensaje para generar una determinada reacción.

Inteligencia artificial, inspirada en las neuronas

Las neuronas se encuentran entre ellas interconectadas; se calcula que existen aproximadamente cien millones de conexiones en cada cerebro, con lo cual pudiéramos considerarlo como un sistema complejo de procesamiento y transmisión de información, que da lugar a los movimientos, a lo que sentimos, lo que pensamos, lo que decimos y así, un número indeterminado de reacciones.

Este sistema ha sido copiado para crear lo que hoy se denomina inteligencia artificial, capaz de generar desde acciones de clasificación de productos, hasta crear realidades virtuales. En estos supuestos, necesariamente hay que hablar de redes neuronales, que hacen referencia a sistemas que se han creado en el mundo de la computación, inspirados en la forma que funciona el sistema de interconexión de las neuronas del ser humano, para avanzar hacia el desarrollo de la inteligencia artificial, que permita imitar las acciones que realiza el ser humano, lo cual es posible porque existe un elemento que permite el ingreso de ciertos datos o información; y otro, que tiene como función su procesamiento, para finalmente obtener una determinada solución.

La inteligencia artificial, es uno de los grandes resultados de esa imitación del sistema neuronal humano. El estudio del sistema humano ha dado lugar a que máquinas lleven a cabo acciones que consideramos, necesitan de un razonamiento para ser posible. De hecho, en la actualidad se puede observar cómo en determinados aspectos, se opta por la precisión de las máquinas por sobre la de los seres humanos, como sucede en el campo de la medicina.

Hoy día, el tema de inteligencia artificial se desglosa prácticamente en cuatro modalidades, las cuales se definen respecto a su parecido con el ser humano. En primer lugar, aquellas máquinas cuya actuación es propia de las personas; luego, otras máquinas, que procesan la información como lo hicieran los seres humanos sin mayor lógica; después, las máquinas que procesan la información con la lógica con la que actuarían las personas; y, por último, las máquinas que en sus acciones van precedidas por una evaluación lógica de las circunstancias y el ambiente.

Robot sustituyendo a las personas

Podríamos enumerar una larga serie de ejemplos, en la actualidad existen robots que conducen vehículos, atendiendo a detalles que los hombres por lo general prestan atención, como es la velocidad, la cercanía con otros vehículos o personas, para decidir si frenar o avanzar, las paradas en los semáforos etc. También, se pueden observar en las procesadoras de alimentos, máquinas capaces de descartar las frutas o vegetales, según los aspectos que le hayan sido configurados.

En todo caso, ambos procesos, el humano y el artificial, están dotados de una complejidad cuyo entendimiento, pasa por interpretar fórmulas que exigen un mínimo de conocimiento en temas relacionados con la informática y la computación como es el de los algoritmos. Una vez desarrollados, pueden ser utilizados por diferentes personas, pero es posible que por razones de tiempo, capacidad o interés, no todos podemos hacerlos por nosotros mismos. Es por ello que leer los consejos de expertos como David Alvarez, pueden darnos claves para utilizar a nuestro favor los avances tecnológicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *